ZONA MACO 2012

plataforma discursiva del arte

Del 18 al 22 de abril de 2012 se llevó acabo la novena edición de Zona MACO, la feria de arte contemporáneo más importante y diversa de México. Durante esta nueva entrega, el recinto presentó una serie de cambios favorables que organizaban el recorrido galerístico con una mejor estructura para abarcar todo lo posible haciendo más amena la visita. Un total de 95 prestigiadas galerías de 19 países –que a su vez representan en total a más de 1000 artistas– se diversificaron en los espacios asignados para cada una.

El circuito quedó dividido en dos áreas primordiales: Nuevas Propuestas y Sección Principal; la primera se encargó de presentar 26 galerías con menos de cinco años de experiencia donde encontramos proyectos realmente interesantes. En esta sección vimos el increíble esfuerzo que han hecho los galeristas por forjarle un futuro prometedor a sus emergentes representados.

Tal es el caso de Fifi Projects con obras del escultor sueco Michael Johansson, su trabajo va de recolectar diversos objetos de todos tamaños o formas para luego encajarlos uno a uno rellenando todos los espacios disponibles y usando como base el más geométrico; su discurso nos describe a una sociedad marcada por el consumo, una critica al afán que tenemos por acumular cosas. El trabajo de Emilio Chapela que expuso la galería neoyorquina Henrique Faría literalmente es la connotación de los valores significativos asociados a un término; traducido sería físicamente una exposición librera que rinde un Homenaje a Roland Barthes –título de la pieza– y su impulsado estudio significante en relación a la semiótica.


Anonymous le dio un toque especial al discurso con las incisivas piezas de Artemio y su frágil manera de contraponer distintos conceptos entre iconografía moderna, y sus ya conocidos mandalas, ahora transformados en tarjetas bancarias o efigies de la moda. Por último añadimos la brillantez de la galería TOCA destacando con fotografías reflejantes de las virtudes humanas hechas por Yvonne Venegas y pinturas al óleo de Javier Areán, archivo histórico en pintura que relata la crónica del despojo utilitario y la función de algunos automóviles abandonados en distintos estados de destrucción dejando huella como evidencia de un destino interrumpido.


En la Sección Principal, la galería madrileña Raquel Ponce optó por hacer un guiño a las representaciones simbólicas con dibujos de la joven artista Françoise Vanneraud y a cuestionar la realidad cultural desde una perspectiva que explora el imaginario social de Avelino Sala. Otra de las interesantes exhibiciones fueron las de la galería vienesa Mario Mauroner, entre el gusto abyecto de Carlos Aires y sus referencias musicales sobre vinilos recortados en forma de figuras bajo un contexto propio, pasando por las esculturas tecnológico artesanales envueltas en croché de la portuguesa Joana Vasconcelos hasta las fórmicas de Baltazar Torres con pequeñas situaciones que ponen de relieve los problemas de deshumanización y lo absurdo de la vida moderna.


Las galerías mexicanas por supuesto estuvieron presentes con grandes espacios e increíbles proyectos. La OMR se manifestó con la obra corrugada de Aldo Chaparro ahora con impresiones de los antiguos kakemonos japoneses –pinturas que se pueden desplegar o enrollar– e impresiones de esculturas grecorromanas, algo así como un juego de occidentalizar el arte antiguo y las apócrifas texturas de Gabriel de la Mora sobre cuadros hechos de cabello, entre otros materiales. Kurimanzutto exhibió el más reciente trabajo de Carlos Amorales, Gabriel Orozco, Dr. Lakra, Gabriel Kuri y Daniel Guzmán, este último trabajó pinturas bajo la idea de la pérdida, el pasado y la memoria en conceptos un tanto religiosos. La artista regiomontana Jésica López se unió a la galería Enrique Guerrero con una monumental pieza de pintura acrílica que acompañó las esculturas colgadas de galgos talladas por Miguel Ángel Madrigal y los rostros de óleo y resina del checo Richard Stipl.


La Cabeza de toro disecada, girada 180° y empotrada a la pared de Karmelo Bermejo colgada de una de las paredes de la galería Kabe de Miami, dio un inesperado precepto conceptual de apreciación artística al interiorizar y reflexionar sobre el verdadero valor de una pieza y el verdadero juicio de criterio que le damos a las obras.


Por su parte, la visión oriental fue apreciada gracias al trabajo de los siete artistas exhibidos de la galería Kaikai Kiki de Taipéi y Tokio: Chiho Aoshima, Yoshiyasu Tamura, ob, Akane Koide, Mahomi Kunicata, Chinatsu Ban y Suzukazu Suzuki, mostrando dos piezas centrales: el híbrido
de una bicicleta en forma de mujer cortesía de Takashi Murakami y una enorme cabeza que reposa sobre una flor de loto, obra de Chiho Aoshima que realizó cuando supo que estaba embarazada. En general un retícula que predica los adeptos de ser influenciados gracias a las definiciones establecidas referentes a la belleza actual.


El pabellón de diseño se acicaló por primera vez con la presencia de 13 galerías con el objetivo de fomentar el interés del público en este mundo y sus creaciones, promoviendo el aumento en su demanda. Algunas de esas colecciones corrieron a cargo de DFC con sus famosas taxidermias de animales; D’un Monde A L’autre en una bella muestra de piezas únicas enmarcando un momento irrepetible de una tierra lejana como Indonesia con sus enarboladas raíces; ESRAWE con sus estructuras metálicas bañadas en pintura electrostática y repisas de nogal y encino y, por último, los interesantes trabajos del joven diseñador industrial Rodrigo Noriega Ortiz en la galería Xutha, que habla de la funcionalidad de las piezas cotidianas y la mutable apariencia de las mismas con otro significado visual pero el mismo valor funcional.


Fotos* Ulises Hurwitz

zonamaco.com


»«  

RELACIONADOS

ZONA MACO 2011

MACRO ZONAMACO

UN PASEO VIRTUAL