LA PINTURA HA MADURADO

belleza imperfecta

Francien Krieg muestra la imperfección en sus pinturas con una realidad intrigante y metafórica. Pinta la belleza femenina desde un ángulo personal, haciéndola un magnífico encuentro entre arte y naturalidad.

El aspecto de las pinturas de Francien se acerca a la plastinación, la gran diferencia es que sus cuerpos tienen vida; vida creada a través de la mirada del espectador que se enfrenta a una verdad natural y transforma la visión de cuerpos por circunstancias, almas, experiencias… poniendo en cuestión por instantes la diferencia entre representación y realidad.

Técnicamente es intachable, visualmente es incisiva, pero su discurso involuntario sobrepasa cualquier acercamiento a la perfección de mostrar, de mostrarte, el camino recorrido en los muchos detalles de una mujer que modela para Krieg y se convierte en el reflejo de quien la mira.


Su estilo se concentra en la humanidad, la intrigan las expresiones que generan sus gestos, su piel, su tiempo; desnudando –literal y espiritualmente– modelos de edad avanzada que entiendan su motivación y forman parte de ella, sabiendo que el hombre es un ser temporal y contingente lanzado entre dos nadas, una nada frente al infinito, un todo frente a la nada, un medio entre nada y todo... incapaz de ver la nada de donde ha salido y el infinito de donde él es absorbido.

Olvidemos la documentación y cultivemos el trato como lo hace la pintora en su poética obra reflexionando en el destino natural que nos embarga. LA PINTURA HA MADURADO.

francienkrieg.com


»«  

RELACIONADOS

THE INTERNATIONAL ART SHOW